aventurapatagonia

SNOW

HORSEBACK RIDING

PADDLING THE LAKES

TREKKING & ASCENTS

FEEDBACK

I choose where to go, what to do or to eat and then I combine them in a way that makes me fun and surprises me. That alouds me to discover new places to share. You´ve trusted on my desition. Every detail obout your experience, what you´ve enjoyed or not about your trip makes me keep on growing and gives me more tools to improove every day.

Horse Riding San Martin de los Andes

10/12/2016

Thank you for a wonderful 3-day trip - what a great way to experience horseback riding for the first time! Gorgeous route, excellent company, delicious food, and a bonus swim (or two) at the end. Augusto was an exemplary guide who kept everything safe, fun, relaxed, and organized - with just the right level of adventure. He knows the local natural history, knows horses, knows the terrain, and knows the local communities. He and Enrique were a terrific team, and even the horses seemed to have a sense of humour. Next time I\\\\\\\'ll go for longer!\\\\\\\"\\\\r\\\\n\\\\r\\\\n\\\\r\\\\nAll the best,\\\\r\\\\n\\\\r\\\\n\\\\r\\\\nMarjorie

Marjorie Wonham

Cabalgatas

14/02/2012

Conocí a Augusto en febrero de 1996 cuando con Nora -mi mujer- hicimos la primera cabalgata por el Valle Hermoso (en la zona de Las Leñas) en los Andes mendocinos.
Yo me encontré con Augusto en la terminal de ómnibus de Zapala y desde allí seguimos viaje en su camioneta con Anne, una amazona francesa que vino para hacer la cabalgata.
Al otro día desayunamos y partimos rumbo a La Ramadilla, donde está la casa de Amable Muñoz, un paisano conocedor de su oficio de baqueano y de un trato con la gente que hace honor a su nombre.
Ensillamos y después de tomar unos mates salimos rumbo a la laguna Del Suero (2.800 m.s.n.m.), acompañados por Rafael –el cuñado de Amable- que nos había provisto de algunos de los caballos, entre ellos el hermoso alazán que montaba yo

Una tormenta fuerte nos obligó a regresar desde la laguna del Suero a la casa de Amable, donde hicimos noche y secamos las pilchas mojadas, para iniciar el viaje al otro día, rumbo a Los Tachos para conocer los géiseres y darnos un reconfortante baño en las augas del arroyo Covunco que aunque trae aguas de deshielo en ese lugar están a una temperatura parecida a la de la ducha de nuestras casas.

Al día siguiente seguimos camino a Las Olletas e hicimos noche en Ailinco en una pampa en la que pudimos darle un galopito a los caballos para que se desentumecieran (y nosotros también).

Al día siguiente seguimos camino, cruzando a cada rato ríos y arroyos hasta que al final llegamos a Los Cerrillos.
Allí hay un puesto de los guardafauna provinciales, otro de Gendarmería y el más importante es la casa de veranada del hermano Mayorino Muñoz que es el hermano mayor de Amable que pasa el verano en la zona con su mujer, sus cabras y ovejas, sus vacas y sus equinos.

Al otro día partimos rumbo a la montaña, llegamos al hito que demarca el límite con Chile y después de soportar un fuerte viento, regresamos a Los Cerrillos, y nuevamente en la casa de Mayorino degustamos la otra mitad del cordero, que Augusto preparó al disco con arroz y verduras, otro lujo “asiático” y nos fuimos a descnasar otra vez al abrigo de un techo.
Hicimos noche en Aguas Calientes.
Armamos el campamento y por turnos –algunos esa misma tarde y otros a la mañana siguiente- nos dimos unos reparadores baños en las aguas termales

Por la mañana, después del desayuno, ensillamos y partimos de regreso a La Ramadilla.
Cerca del mediodía, el cielo empezó a ponerse cada vez más oscuro y antes de que llegáramos a la casa natal de Amable, empezó a llover.
Afortunadamente –antes del chaparrón- dejamos a los caballos en un corral de pircas y después de tapar los recados con los ponchos de agua nos dispusimos a comer una ricas empanadas al reparo de una chapas que techaban un corral de parición de cabras de la casa natal de Amable.

En el camino, después de bajar por una cuesta llena de plantas de rosa mosqueta, vinos una piedra de molino, antiguo recuerdo de otras épocas en que en esos lugares se cultivaba el trigo y se molía el grano hasta obtener la harina necesaria para los pobladores de la zona.

Todavía chispeaba, cuando emprendimos el último tramo del camino que nos llevaría de regreso a la casa de Amable (en La Ramadilla) donde dejaríamos a nuestros caballos y subiríamos a las camionetas que nos llevarían de regreso a las cabañas de Varvarco en las que haríamos noche.
No me había imaginado que existían lugares como los que recorrí –fueron unos 270 km aproximadamente- fumarolas, fuentes de aguas termales que te mantienen a flote, y toda la magnificencia del paisaje de la Cordillera del Viento. Desde entonces, cada día elijo una de las fotos de la cabalgata como fondo de la pantalla de mi compu que me hacen rememorar los momentos plenos que he vivido en esos nueve días que duró el viaje por el Norte del Neuquén.

No se lo pierdan y avisen por si puedo repetir.

Alberto

R.E.I. Adventures

29/11/2011

REI ADVENTURES TRIP EVALUATIONS

Name of Trip: Northern Patagonia Multisport
Trip Dates: Dec 28- 2011
Your Name (optional):
Your E-mail:
Comments: Augusto was the best trip leader ever! I would definitely go another trip with Augusto as our guide. He made the trip fantastic!

R.E.I. Adventures

REI Adventures

29/12/2010

REI ADVENTURES TRIP EVALUATIONS

Name of Trip: Northern Patagonia Multisport
Trip Dates: 12/29/2010
Overall satisfaction:
Comments: Augusto had his hands full with this group - from one individual who needed almost constant attention to a group member that was unable to do some of the physical activities to another group who stayed out late every night and who he felt responsible for; he handled it all like a pro. My husband and I tried very hard to not tax him with our needs since he was so busy with everyone else, but he was always there to answer our questions and his love for the outdoors is evident. I would highly recommend Augusto and would hope that he gets assigned an easier group next time!

REI Adventures

Cabalgata Cordillera del Viento

26/12/2010

"I really wanted to thank you for this amazing time I had in San Martin.
I was waiting for this horse trip for such a long time, and I have to say that it was beyond everything I expected.
Thank you for making this week so enjoyable for all of us : organization, delicious meals, perfect horses!
Thank you for sharing with us such beautiful and amazing landscapes, forests, lakes, those treasures of nature hidden in Lanin National Park!
Thanks for the friendly and sharing atmosphere within the group!
Thank you for all the talks we had, about plants, trees, nature, horses, life!
For the discussions and drinks around the fire camp, the matés, the sharing for carving wood, for your good mood, good spirit and smile every day, for the bad jokes, games and fun.

I spent a wonderful time discovering your slice of paradise and sharing with you, and for this, thanks a lot."

Anne